28/1/12

Poema de Leonardo Gastón Herrmann



Espinas de cianuro
en la carne
incrustadas
goteando la sangre del paraíso
polaroids de las últimas horas
del insomnio de los peces.

© Leonardo Gastón Herrmann
Foto: Gustavo Tisocco

2 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

De qué manera, se ha detenido el autor , con los peces.
Me gustó mucho.

28 de enero de 2012, 23:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una sola pincelada tenebrosa te basta, querido amigo, para despertarnos. Gracias por ello.

Jorge Luis Estrella

29 de enero de 2012, 21:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal