6/5/20

Poema de Isabel Llorca Bosco



AL REVÉS

En cada hebra, 
la hendidura de un dolor. 
Como un insecto 
cambia de lugar y tiempo. 
Y con el alivio, la ilógica gratitud. 
La reclusión, como siempre. Pero 
esta vez sin sexo. 
Un gran teólogo decía 
a dos que se casaban 
que no penetrasen en bosques de pasiones. 
Mas por sublime que el amor sea, 
sin sexo no hay amor. 
(No hay entusiasmo, ni proyectos, 
y somos menos buenos porque somos 
menos felices). 
Que el insecto erótico aletee siempre, 
aunque nos falte el aire. Y nos falten 
equivocadas convicciones de una lectura mayor 
y áurea escrita por simples hombres.

           
© Isabel Llorca Bosco



7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...



Bello e inteligente poema, Isabel. Me encantó.

Un abrazo,
Alicia Márquez

9 de mayo de 2020, 17:15  
Anonymous laura elena bermudez ha dicho...

excelente poema me impactó.

9 de mayo de 2020, 20:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Preciso poema Isabel! Y que..."el insecto erótico aletee siempre..." hasta perder el aire en el último suspiro, que sea un magnífico latido inagotable! Alfredo Lemon desde Córdoba

9 de mayo de 2020, 21:27  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Gracias Isabel, que hermoso ese aleteo erotico.

9 de mayo de 2020, 22:30  
Blogger irepoesia@gmail.com ha dicho...

Hola Isabel: qué bueno tu poema y qué certeros tus conceptos.
Me quedo con los dos versos inciales, tan filosóficos: "En cada hebra, la hendidura de un dolor" porque es así, la perfección no existe, solo habita en el alma de quien la sueña.
Excelente tu poema. ¡¡¡¡Gracias!!!!
Irene Marks

10 de mayo de 2020, 10:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso y sutil. Griselda Rulfo

10 de mayo de 2020, 12:16  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Buen poema.
Destaco los dos primeros versos done el dolor aparece en cada hermana Romano.

17 de mayo de 2020, 15:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal