4/5/20

Poema de Osvaldo Víctor Fernández


 


Han herido al poeta en la muerte.
Su marcha sigue a palabra viva
escribiendo en la niebla.
Dicen
haber visto filo más mellado
que pisada en el desierto.
Sangra la carne
-la carne del poeta-
que espera sentencia
goteando el juicio final.
Dicen
que ha sido una daga
jurada de odio
con intención de matar.
Dicen
que la injusticia
dejó de latir
en momento preciso
en que epifánico mensaje
iluminó el acero:
No hay hombre más fiel
que quien deslumbra su nombre
en nombre del amor.

© Osvaldo Víctor Fernández

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

" a plabra viva" tu poema y su belleza ! susana zazzetti

4 de mayo de 2020, 16:22  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Muy buen poema.EL poeta herido sigue escribiendo en la niebla, muy interesante.
Ana Romano

9 de mayo de 2020, 18:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bello!!
flora levi

10 de mayo de 2020, 0:22  
Blogger Adriana ha dicho...

Qué lindo eso de "deslumbra su nombre". Muy bueno. Un abrazo. Adriana Dirbi Maggio

10 de mayo de 2020, 13:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal