12/5/20

Poema de Alejandro Lastra




Despedida

La gente parece feliz 
los días soleados de junio cuando el invierno 
se retrasa y las plazas son arrasadas 
por cientos de personas que intentan prolongar un poco el calor del otoño. Aviones vuelan desde la ventana de la casa de mis tíos 
hacia otros lugares que no vi nunca y algún día me gustaría visitar. Vasos distribuidos en la mesa sin ningún orden aparente, temas de conversación
que varían desde la receta protocolar a la economía política. 
Mi tía me toma la mano, con el dedo índice 
le dibujo un corazón en el hombro y me sumo 
a la conversación general. Mi prima saca una foto es martes por la noche. Del otro lado del vidrio la luna le da forma a las hamacas del patio 
y el pasto que cubre el terreno parece sostener el punto de quiebre de un argumento ensayado. Salgo al balcón para tomar aire. Me pregunto, tía, cómo vas a mirar la luna una vez que estés 
del otro lado. Desde donde estoy, puedo ver 
la luz cálida que arropa a mi familia. 
Parece un consuelo poder cultivar recuerdos 
mientras todavía estás acá.

© Alejandro Lastra

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

un bello cuadro familiar, no ya de costumbre pero me encantó!! susana zazzetti.

13 de mayo de 2020, 13:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal