16/3/20

Poema de Alicia Márquez


 Fondo de pantalla

Los tristes ojos de Rembrandt
me miran, desde el fondo de pantalla.
Veo sus ojos, de joven, de viejo,
con toda la pesadumbre de una vida difícil
y talentosa,
y veo los ojos de otras pinturas,
y las caras, que puedo reconocer
en la verdulería,
en la calle,
en el colectivo,
en el subte,
en los amigos.
¿Fuimos esos o es una ilusión?
¿Son ellos los prisioneros en los cuadros,
o somos nosotros?
La misma mirada, las mismas preguntas,
los mismos miedos.
Los tristes ojos de Rembrandt
me miran,
desde el fondo de pantalla.

© Alicia Márquez

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

precioso alicia. celebro tu gran poder de observació! susana zazzetti.

17 de marzo de 2020, 10:37  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermosa reflexión poética. Los ojos de las pinturas de Rembrandt llegan al fondo del alma de quien los mira. Tienen vida. Un beso. Adriana Dirbi Maggio

18 de marzo de 2020, 22:14  
Blogger Ines ha dicho...

Me gustó mucho la transposición de un cuadro, una imagen -de un genio- a la vida, los ojos, la mirada, de cualquiera de nosotros. Abrazo grande, Inés Legarreta.

21 de marzo de 2020, 16:21  
Blogger Liliana ha dicho...


No sabía dónde ibas a llegar con el poema y otra vez lo hiciste Alicia. A la vida me llevaste, a lo cotidiano y a lo profundo, como siempre.

Lily Chavez

2 de abril de 2020, 9:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal