16/3/20

Texto de Clarisa Ollivier





LAS MIL MIGAS

Andamos desanudando el cero, cayéndonos de ecos, herrumbre en el camino; cayéndonos las mil nadas, los mil todos; cayéndonos el atrás, el después, la cavilación y la conjura. Andamos dejando las mil migas, dejando el aullido, el cero del solo para el que viene atrás, y arme con los restos de náusea fría, el algoritmo de la vida. Para que caiga lenta, la pregunta blanca -la pregunta negra-, la pregunta –ida- que se llevó la paloma negra, el cuervo blanco, mi cero abandonado dentro de la piel velluda de algún verso.

© Clarisa Ollivier

1 comentarios:

Blogger Ines ha dicho...

Muy interesante indagación sobre lo que dejamos o no dejamos, la huella o blanca o negra sobre los otros. Abrazo, Clarisa.Inés Legarreta.

21 de marzo de 2020, 16:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal