17/2/20

Poema de Viviana Ayilef



Vuelve el río a su cauce.
En ese su fondo está el remolino
la serpiente de agua que mira
las piedras que saben
algún pez que no pudo la vida.
Una planta nace,
reflejo de sombras por cielo invertido.

Cuando arriba llueve
el rostro visible del río se tiembla
carne hace de su carne esa nueva piel,
da la bienvenida.

Cuando se desborda
pierde lo que no le sirve;
a veces
en la tempestad despierta la calma
se sacia la sed
brasa hace de su centro, cuna para el tiempo.


© Viviana Ayilef
Foto: Gustavo Tisocco

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal