16/10/19

Texto de Sonia Quevedo





Retenido el suspiro

Llueve en la oscura noche agigantada, inquietos los suburbios se diluyen  y dispersan.
Los zaguanes cargan somas
cubiertos por andrajos; y
el dolor, se esconde entre las pieles carcomidas por la roña.
Cuán poco o nada sienten bajo la lluvia inclemente, los ancianos cuerpos prematuros. Llueve.

© Sonia Quevedo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal