16/10/19

Poema de Juan Carlos Rodríguez



Llamarte a cada rato

En estos días
sacudidos por desesperaciones,
impregnados de tormentas,
de resignaciones varias,
siento que puedo acostarme a la vera
de tu frontera lateral
esa que linda con la cordillera
donde hay rocas y arenas,
la piel de tus playas
y el águila socavando a la ballena.
Los temblores no son del sismo
son del orgasmo que te interpela
en tanto yo, como siempre en otra cosa
después del clímax tomo ese tinto
que me recuerda a bayas, y también a canela,
me acurruco en tu regazo indolente
y me quedo dormido
para poder escucharte entre sueños
mientras preparas las tostadas
las untas con tu miel
y vuelves a la cama,
me retas por la copa derramada
y tu acento tiene sabor a revancha.
Siento que quererte es llamarte a cada rato
mientras comes semillas como los gorriones.
En ese mágico momento
me olvido de la revolución
y me rindo.

© Juan Carlos Rodríguez

1 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Heredero de la pasión misma.
Bellísimo.

24 de octubre de 2019, 18:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal