24/8/19

Poema de Alejo González Prandi



RAPTO 

Una vez en la vida
puso el cuerpo donde lo tenía que poner
Estiró los brazos
las piernas
No inclinó el alma
hacia el grito familiar y denso
Por un momento fue feliz
desconocidamente feliz
sin ninguna otra acción
que pudiera darle la felicidad

© Alejo González Prandi

3 comentarios:

Blogger María Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Se escapó al fin y fue feliz.

24 de agosto de 2019, 17:02  
Blogger Liliana ha dicho...


Ah, lindo poema. A veces nos sucedemos sin poner el cuerpo y poder salir, estirarnos hacia un poco de felicidad es buenísimo. Me encantó.

Lily Chavez

24 de agosto de 2019, 20:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

enconrarsecon la feicidad ¡ qué pacer l
eerte! susana zazzetti

27 de agosto de 2019, 21:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal