24/7/18

Poema de Verónica M. Capellino




Bíblica

No sólo las vírgenes
lloran sangre
que con cuerpo de tierra  
urgentes pechos
piel de marismas
ávida boca
con sexo florecido
de yo soy
de lava
con salivas estelares
con raíces que suben
y se enredan
de los pies
a la cadera
de la cadera
a la garganta
lloran Jordanes de sangre  
se desbordan
desencauzan
anegan
           agonizan
           las hembras despeinadas.              

  
                                        
© Verónica M. Capellino

7 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Bienvenida Verónica a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos, mes a mes serás publicada. Abz, Gus.

24 de julio de 2018, 11:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias,Gustavo, por invitarme a ser parte de Mis Poetas Contemporáneos y por la generosidad de difundir poesía. Ella nos salva: una vez, y otra, y otra! Abrazo.
Verónica Capellino

24 de julio de 2018, 13:33  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Poeta excelsa. Poesía profunda y distinguida.

24 de julio de 2018, 18:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema profundo y bello, para leer y releer, Verónica.
Felicitaciones y un beso grande de bienvenida
María Rosa León

29 de julio de 2018, 13:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bienvenida, y gracias por la belleza del poema, en el poema.
Abrazos.


Tana Pasquini-

3 de agosto de 2018, 11:09  
Blogger Marta Ortiz ha dicho...

inmenso e intenso poema, Vero, como toda tu producción. Un gran abrazo, Marta Ortiz

3 de agosto de 2018, 11:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas, muchas gracias por sus comentarios, su cariño, a todos y todas.
Verónica

4 de agosto de 2018, 8:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal