28/7/18

Poema de Javier Saleh





¨Lo único que espero de la poesía 
es una dentadura postiza 
y unos anteojos de descanso” 
CAMILO MORAL  Manto negro

“Elijo escribir que respirar, 
o hacer buceo ”  
MATEO GALÍPOLI Ídem al anterior8


(Poema que no necesita un libro de poemas)

Si no se escribe con dedos en los dedos 
con lo más árbol filmado de cerca 
con lo detrás del párpado 
su caos tallado a yo 
con lo mono nuestro de cada día 
con fuera de la arena  
el grano de arena 
con para siempre esa espalda yéndose 
el eje no será nunca el alrededor del péndulo

porque los muertos votan
 y sólo cuando dejo de escribir
  están ahí las calles empedradas
 el ruido del sol con su caída

se escribe (el impersonal siempre hebra el yo)  
con el cadáver de la poesía 
pero la poesía no es siempre 
Dios bien fotogénico 
parecerse al clavo solo en la pared 
(que sostiene la falta de aire) 
también es la humillación  
de una oscuridad vacía 
el olor a semen del silencio 
su llevarse la contra

escribir es el mar amarrado a una isla 
es hundir las manos en el papel 
y buscar en la hoja en blanco 
como si bajo la pluma hubiera  
una mujer que no nos ama o un hombre  
o una roca pintada de payaso

escribo sobre un país que no es mío 
donde no vuelve a crecer el pasto 
donde las  pibitas que se cojía Mao 
siguen pidiendo por favor 
y el cadáver de Moreno  
sigue cayendo al mar  
envuelto en una bandera inglesa. 

Si, ya sé, poesía pobre hubo siempre

es que me están creciendo los ojos  
de tanto escribir 
y por más que haga miles de dedos 
no alcanzando, 
el silencio ocupa más espacio 
el silencio con su puño en alto.

Se escribe para retirar el simulacro de los ojos 
con ojos incluidos 
                                                                              
porque si el oficio de perder  
no fuera un estacionamiento de poemas 
si el veredicto del tiempo 
no entrase por otra cerradura 
si enumerar la soledad 
no fuese lo contrario de estar solo 
como una nueva geografía 
mejor ser un monumento saludando  
mejor una nube a mano o una pared para mirar

mejor la nada  
mejor el silencio a todo volumen.


La lluvia  
se multiplica  
cuando deja de llover 
pero nadie nadie 
puede decir demasiado silencio

y yo tampoco,

todavía no. 

© Javier Saleh

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal