4/7/18

Poema de Adriana Maggio



Muros que

ladrillos de acero
a golpes de cráneo
pulidos
de puños
paredes para partir los dientes
las uñas
la desprolija piel de la esperanza
hacia el final
espejismos
sólo hueco en las encías
deformidad de los dedos
piedraimpotencia
en el último crepúsculo
cuando da lo mismo
desaparecen
a la hora en que se cierran las persianas
desaparecen
no se derriban jamás

© Adriana Maggio

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

durísimo pero sumamente bello. susana zazzetti

4 de julio de 2018, 11:09  
Blogger Susana Rozas ha dicho...

Fuerte y épico, me gustó.

4 de julio de 2018, 18:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Oh, qué fuerte, me sugiere el deterioro y la vejez después de tanto esfuerzo no reconocido.
Cariños
Juany Rojas

9 de julio de 2018, 21:21  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

Se siente el hermetismo, la desesperación. Duele el muro.
Gracias

Abrazo
Claudia

17 de julio de 2018, 22:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal