9/5/18

Poema de Sandra Gudiño



A veces cuando te extraño
aprieto fuerte párpados y deseo.

Entonces te sueño.

La casa es la misma
un corredor dos ventanas
tu dedo índice dibuja
sobre el vidrio empañado
una sola línea:
te espero.

El sueño muere
aunque todo muere
         salvo la espera.

© Sandra Gudiño

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

qué belleza! cómo me atraparon los tres últimos versos! susana zazzeti.

9 de mayo de 2018, 14:02  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Salvo la espera, sabiduría en este poema, bello y doloroso.

Abrazo
Elisabet

9 de mayo de 2018, 18:42  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Hermoso poema, Sandra, un placer leerte!!! Felicitaciones!

12 de mayo de 2018, 13:25  
Blogger Elsa Cordoba ha dicho...

Muy bello.

14 de mayo de 2018, 9:18  
Blogger mariel monente ha dicho...

Simple bello sutil. Todos hemos estado allí. ...

19 de mayo de 2018, 20:51  
Blogger Isabel Llorca Bosco ha dicho...

Muy buen poema, Sandra. Un abrazo Isabel Llorca Bosco

20 de mayo de 2018, 13:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Realidad y belleza se unieron y la ilustración acompaña.
Un abrazo.
Betty Badaui

21 de mayo de 2018, 20:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal