23/5/18

Poema de Nerina Thomas



Primer cumpleaños de Bruna

Su abuela la recibe con nariz de payaso
una corbata de colores fluors
 un bonete con brillos
un globo inflado de color
naranja
y su  amor intacto.

Este amor que me habita
lo generó con su llegada
este que me permite el vuelo
que una mujer sexagenaria
hace realidad en esta vida.

No sabía, no creía que habría
un tiempo de felicidad plena
esa que no se irá nunca
ni me abandonará jamas
aunque no le lea cuentos.

Hago una fiesta en este día
con una torta a su medida
y le canto tantas veces
 feliz cumpleaños con you tube
y ella sopla su vela..

Parece un suspiro ese aire
el que tantas veces ensayamos
para hoy pudiera hacerlo.
Y sonríe, me mira y sus manitas
se unen aplaudiendo el festejo.

Copia mi risa a veces
e inunda mi alma de ternura
tanta, que antes de dormirme
visualizo esos instantes
logrando un descanso pleno.

Ella
es un milagro de la vida,
como dice Serrat
- la resurrección de la alegría –

© Nerina Thomas

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello, todo ternura
Flora levi

23 de mayo de 2018, 21:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello, todo ternura
Flora levi

23 de mayo de 2018, 21:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

PURO AMOR ESTE POEMA, nERY. bESOS.
ANAHÍ D.B.

24 de mayo de 2018, 22:15  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Neri qué hermoso poema, los nietos son nuestra extensión más preciada.

Abrazos
Elisabet

26 de mayo de 2018, 18:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Este poema tiene todo; color, amor y una enorme y cálida ternura.
Te mando un fuerte abrazo.
Betty Badaui

28 de mayo de 2018, 0:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal