22/5/18

Poema de Adriana Maggio




El silencio

Yahvé miró a Abel y su ofrenda; pero no
miró a Caín y su ofrenda – Génesis IV-4-5

es el cero de las palabras
contiene todos los engaños
y las sospechas
ave rapaz que va a nacer
y prepara
su mejor pluma
asechanza en veredas solas
filo de la lengua
inquietante
como un dolor que busca dueño
como una piedra en el aire
territorio en guerra
que no se declara
desamor
que no se dice
dios cometió el primer silencio
y abrió la boca del infierno
que no tiene garganta.

© Adriana Maggio

9 comentarios:

Blogger Adela ha dicho...

Gran verdad...Quien calla otorga, dicen...Muy bueno.

23 de mayo de 2018, 8:15  
Blogger Adela ha dicho...

Vale!

23 de mayo de 2018, 8:16  
Blogger Isabel ha dicho...

Excelente poema con un gran verso final. La palabra "garganta" sugiere "grito". Un fuerte abrazo Isabel Llorca Bosco

24 de mayo de 2018, 12:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

me impresionó su fuerza! bello. susana zazzetti

24 de mayo de 2018, 12:46  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Impecable!!

25 de mayo de 2018, 16:37  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Coincido con Isabel.
Impecable poema.

Abrazos
Elisabet

26 de mayo de 2018, 18:51  
Blogger OSVALDO VICTOR FERNANDEZ ha dicho...

Excelente, Dibi!

28 de mayo de 2018, 0:35  
Anonymous Pauli ha dicho...

Muy bueno.

28 de mayo de 2018, 11:38  
Blogger mariel monente ha dicho...

Potente intenso. Un gran poema!

29 de mayo de 2018, 3:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal