25/4/18

Texto de Diego E. Suárez



FUGA

    Ves en el mismo lugar el jarrón celeste, te le acercás con mucho más odio, sacás las flores que aún gotean su sed, derramás el agua mojando la alfombra que no tenemos, levantás el jarrón bien alto, lo arrojás contra la pared con todas tus fuerzas, oís su grito al hacerse añicos, traés la escoba, juntás los pedazos mojados que cantan su réquiem al entrar en la bolsa, abrís la puerta, bajás tres escalones, te chupás el dedo que sangra, cruzás la calle, dejás la bolsa al pie del árbol de enfrente, al regresar mirás a los costados, desconfiada, subís los tres escalones, entrás en la casa, cerrás la puerta, y ves en el mismo lugar el jarrón celeste.


© Diego E. Suárez

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Magia, misterio, jarrón azul, tremolina entre las roturas. Raro, encantador poema sin relato. Gracias.
Michou Pourtalé

25 de abril de 2018, 20:08  
Blogger Diego E. Suárez ha dicho...

Muchas gracias, Michou, por tan generoso comentario. Un abrazo.

26 de abril de 2018, 11:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal