18/4/18

Poema de Anny Guerrini





Amor
día a día
hurgo este juego voraz
de tus perpetuas caricias en mi piel.
Revivo las brasas del último encuentro.
Tallo tu rostro en mis manos
y ellas sangran astilladas.
Me levanto en la espesura de la noche
a contemplar los espectros de mis sentidos
en cada locura cometida piel a piel
profanando la agonía de rancias habitaciones.
Inútilmente
enjuago mi cuerpo con lavanda.
No puedo quitar ese perfume
ácido y ocre
Que aguza el nudo del adiós.

© Anny Guerrini

3 comentarios:

Anonymous Luisa María ha dicho...

Me encantó tu poema, estimada poeta...

18 de abril de 2018, 15:17  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

Qué imágenes, Anny! Muy buen poema.
Te abrazo!

Claudia

19 de abril de 2018, 0:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema, Any, con bellas imágenes!
Abrazos.
Rosa lía

1 de mayo de 2018, 12:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal