17/4/18

Poema de Beatriz Puertas





me estoy yendo tus ojos están ciegos
nublados por la bruma de la aurora
al dejarte dormir sin despedidas
me pregunto si existo en tu memoria
esa parte de mí que no te toca
ese brutal agujero en mi costado
es la rutina sensata de una ola
desmayada en la arena
yo no sé ya quién soy
si no acaricio tu pelo desvelado
tal vez alguien  que al partir
comprende que no hubo nada
atado y liberado
con la firme dureza de las rocas
tu mirada me atraviesa sin lentes
y una canción susurrada
hace consciente la duración
¿podrá la nada tener una mensura?
¿si no hubo nada cómo sé que ha durado?
cómo tengo el relieve de tu boca
sobre el arado de mi piel arada
por qué me duele culminar la espera
huir de la ternura de tu pecho
tibio en la madrugada.

© Beatriz Puertas

2 comentarios:

Blogger mariel monente ha dicho...

Bellas imágenes Bety, de la nostalgia la ausencia tu poema deja huella.

25 de abril de 2018, 0:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué sensaciones provoca este poema! Gracias por compartirlo Beatriz. Y me gustan las palabras tan poéticas que empleaste.

Cristan Jesús Gentile

26 de abril de 2018, 16:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal