27/3/18

Poema de Marta Rosa Brignolo


Las Manos de mi Nieto.

Brotes de un árbol fértil,
emanan su tibieza.
Es su savia alimento
refugio de la sangre
vertida en la copa
de la vida reciente.
Las manos de mi nieto
anochecen milagros
entre polvo de luna
cuando buscan las mías
agrietado ropaje
arenillas de Sol.


© Marta Rosa Brignolo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal