20/3/18

Poema de María Laura Coppié



Distancias 

pendientes que nos multiplican y agotan
esa comedia musical con olor a viejo
el puente de Iturri
frustraciones varias que el mantel no tapa
unos brazos que siempre tiran más fuerte
inabarcables vidas pasadas
domingos de cuevas y palabras atragantadas
cinco barrios de distancia y colectivos que no llegan
bares sin vidriera, cerveza apenas fría
recuerdos de un río que se secará pronto
cuentas que no cierran
unos brazos que siempre tiran más fuerte
fotos con sello de agua y ébano testigo
flores censurando su perfume y algunas tangas nuevas
huesos que se escapan de nuestros dientes
verdades que defendemos
sin siquiera preguntar qué vestido queremos usar
perros siguiéndonos el rastro
voces metálicas que exigen comida caliente antes de entrar
pistas imposibles de rastrear, señales invisibles
dúo de piletas que no volveremos a bucear
unos brazos que siempre tiran más fuerte
ampollados los tacos de crecer
el monocromático cielo de esa mañana
nunca la avenida, escapando al espía
reloj tan desacompasado
apellidos a los gritos en alguna zona prohibida
sueño que no despierta
playas repletas de náufragos
movimientos gatunos que delatan edades ya vividas
unos brazos
unos brazos que siempre tiran más fuerte
unos brazos que asfixian hasta verlo todo azul
brazos que enyesan mimo y no abrigan
unos brazos que no son ni serán los míos


© María Laura Coppié

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema duro pero genuino. No escapa la censura lo dice todo entre arrebato y rebeldía.Auténtico como lo eres.
Michou Pourtalé

24 de marzo de 2018, 20:34  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Arta ya de estar arta, Mejor expresado, no puede ser.
Qué poema Malala!!

25 de marzo de 2018, 1:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

esta pintado con los pinceles mas grises,excelente poema,



Silvia Loustau

26 de marzo de 2018, 16:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal