20/3/18

Poema de Lidia Vinciguerra



Cada uno hace de su duelo
una poción de savia
o de cicuta
y la bebe a sorbos con los ojos
calladamente,
la empuja
la mastica
y hasta la devora con una sonrisa.

Cada uno entona su canción triste
algunos
con cuerdas de guitarra
otros
con retumbe de cuchillos mientras la sangre cae
gota a gota en melódica cascada.

Lo cierto es que cada uno hace su duelo
con dientes gastados
y cuando se mira al espejo
es capaz de llorar
irónico,
a lágrima seca.

© Lidia Vinciguerra

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Intenso. Me gusta mucho. Griselda Rulfo

20 de marzo de 2018, 14:55  
Anonymous Pauli ha dicho...

Muy bueno, para ponerle música.

24 de marzo de 2018, 15:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si Lidia a lágrima seca aun cantamos.
Michou Pourtalé

24 de marzo de 2018, 20:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal