31/1/18

Poema de Gabriela Rivero




Veo tu sombra
de piedra preciosa
entre las flores
cuando cambias por vida
los granos de tierra.
Un hilo de ácido se escapa
lastima
lo más tierno de los brotes.
De mirada inquietante
sabías ensuciarte
hasta descomprimir el corazón
de tanta palabra salvaje.
Una pena
ser una niña tan limpia.


© Gabriela Rivero

2 comentarios:

Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Estupendo ese remate.

R.
www.revagliatti.com

31 de enero de 2018, 15:23  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

- hasta descomprimir el corazón - Guauuuuuu

19 de febrero de 2018, 21:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal