9/12/17

Poema de Beatriz Minichillo


Miscelánea

La tarde se abre
en un bostezo dorado.

Hoja por hoja
mansamente
se desliza el otoño.
Piel a piel
los cuerpos se separan.

Un niño
ensaya
su primer porqué

La sonrisa
se detiene
al borde de la lágrima.



© Beatriz Minichillo

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso y profundo!!!!
Graciela Licciardi

9 de diciembre de 2017, 18:47  
Blogger monica aramendi ha dicho...

HERMOSO Y UN FINAL BRILLANTE.

14 de diciembre de 2017, 1:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Beatriz; Un poema con movimientos lánguidos y envolventes, ("la tarde se abre en un bostezo dorado"; "se desliza el otoño") y a la vez una emoción agridulce, la del niño que descubre el mundo y la de la sonrisa que es también casi llanto. Un clima muy logrado Irene Marks

16 de diciembre de 2017, 12:42  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Muy buen poema en una tarde que se abre con un bostezo dorado.
Un abrazo Ana Romano.

23 de diciembre de 2017, 16:36  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

Muchas gracias a todas por sus comentarios
Un abtazo y Feliz Navidad

24 de diciembre de 2017, 8:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal