8/8/17

Poema de Dardo Festino


Memorial

Hoy vine al Paraná
a retomar la sonrisa y tus ojos

Después de tantos años
vengo a entregarte esta flor de azúcar
a decirte los soles perdidos
El tiempo y los Pamperos
nos dejaron sin aliento
ni triciclos para visitarnos

¿Cuándo desmontamos
la infinita máquina de barro
con la que fabricábamos
silencio de vasijas en las siesta?

Me alcanzan los azahares
de aquel naranjo nocturno
los paraísos de nuestro patio
cuando jugábamos al fuego apagado
para no atraer a los dragones

Recuerdo todo esto
y se rompe mi cabeza
en una estela de peces
Ahora que el río es más grande
sigo pensando
que no hay nada mejor
que las manos pequeñas
para levantar flores del agua


© Dardo Festino

3 comentarios:

Blogger monica aramendi ha dicho...

QUE BELLO. ESAS MANOS PEQUEÑAS...DICEN TODO. EL TODO DE LA VIDA.

8 de agosto de 2017, 21:23  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Un gran poema, tan delicado y significativo.

Abrazo
Elisabet

8 de agosto de 2017, 21:34  
Anonymous Carmen Barrionuevo ha dicho...

Qué bello!! gracias Dardo!!

12 de agosto de 2017, 21:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal