8/8/17

Poema de Marta Rosa Brignolo


 Yo tenía una hija   (A Pamela) 

Ternura de soles ,
brillaban su pelo,
serpertinas vagas
jugaban  su rostro 
tersa, bella, niña.
Sus manitas blancas
sus dedos gacelas
corriendo traviesos.
El teclado, inquieto.
En su agonía entre Mi y Fa
latía su pecho con el La en el aire
cobijando el llanto,
en el Sí guardaba
todas las tristezas.... 

Elisa esperaba, sumisa en las notas
entre pentagramas, Re ,
Sonaban escalas
ardiendo su nombre.
Futuro incierto, con el DO ,
jugando al silencio.
yo tenía una hija...
             Con alma de piano.



   ©  Marta Rosa Brignolo

7 comentarios:

Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Muchísimas gracias, Gustavo. Un fuerte abrazo !!!

8 de agosto de 2017, 14:37  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Tremendo en su belleza triste. Solo poetasas pueden escribir así!

Besosss
(Hace tiempo escribí un poema con las notas musicales, me gustó leerte!)

12 de agosto de 2017, 11:22  
Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Muchas gracias, Mónica.Me alagan tus palabras. Besos 😘😘

16 de agosto de 2017, 1:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Precioso ese amor.
Abrazos Marta querida.

Tana Pasquini

25 de agosto de 2017, 2:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Sandrita!

26 de agosto de 2017, 13:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Bellísimo poema, Marta. Un abrazo

28 de agosto de 2017, 0:18  
Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Muchas gracias, David!
Cariños!

4 de octubre de 2017, 2:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal