28/7/17

Poema de Diego Bennett



Pesado atisbo de tristeza

Marcados signos de pocos años atrás me devolvieron un pesado atisbo de tristeza.
Empujaron al mar como un otoño empuja las hojas maltratadas en verano,
sufriente cáscara de mármol, misterio de estación.
Dice frío el pronóstico del verbo entusiasmar,
falso escuadrón en la ilusoria capa de caricias.
Fatuas canciones ensoñadas.
Mañana que es una madrugada insomne.
Eso dice que será la semana entrante en predictas páginas de diario íntimo.
Bocanadas cuyo humo es todo parte de la total Sabana de fe.
Una fe que es poco santa igual que la niña y el gato que pasea sin ganas por el
pasaje de la costa. Arrastra ilusiones como barcos a la deriva.


© Diego Bennett

6 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Qué buenas imágenes en todo el recorrido del poema.
Un abrazo
Betty

28 de julio de 2017, 23:08  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...


Una visión de desgano y poca fe, porque, maltrecha el alma, también marchaba entre las hojas del verano.
Cómo pesa su poema...

30 de julio de 2017, 18:23  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Sí que es pesado, Diego. Y bello!

Besossss

30 de julio de 2017, 20:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Triste. Muy triste. Y bello también.


Un abrazo,

Alicia Márquez

31 de julio de 2017, 17:57  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

tu poesía tiene un sello particular, el lugar propio en la manera de decir lo de siempre con originalidad.
Me gusta, me encanta!

abrazo

claudia

8 de agosto de 2017, 10:22  
Blogger creactivo ha dicho...

Gracias a todos por sus comentarios, Alicia, Monica , Claudia Betty y Sonia. La tristeza es bella a veces, densa y pesada pero bella.

Diego Bennett

8 de agosto de 2017, 11:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal