9/6/17

Poema de Rubén Amaya


Un tango

Un tango está lloviendo sobre tu nombre,
yo busco refugio dentro de tus ojos,
en tanto te vas desnudando lentamente.

Tus pechos van expulsando
los últimos rincones de tristeza, 
alguna región de tu cuerpo
aprisiona mis brazos,
y desconozco el rumbo de mis piernas,
secuestradas por las tuyas.

El tango, quizás otro,
ya es una tormenta,
un relámpago gris lo va cruzando,
espantando a las sombras.

La noche, prudentemente se retira,
avergonzada del escándalo. 


© Rubén Amaya

2 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Muy bueno en la unión del tango con la pasión.

Abrazo
Elisabet

9 de junio de 2017, 19:02  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Rubén, qué bien lograste el erotismo del tango.
Abrazos
Betty

10 de junio de 2017, 21:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal