6/6/17

Poema de Claudia Tejeda

  
Enlatados 

Todo el día hablamos 
de la diversidad de los duraznos. 
Son más ricos 
los sorprendidos en la rama. 
Se ponen colorados 
se les hinchan las mejillas 
por la disputa con los insectos. 
Son como de gamuza o de angora. 
Soles con pelusa parecen. 
Y comíamos de la lata 
una fruta de sabor postizo. 
Tan lejos del árbol y las moscas 
que nos daba tristeza sentirnos tan a salvo. 


© Claudia Tejeda

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

lo cotidiano en su más alta expresión poética. claudia: magistral. susana zazzetti

7 de junio de 2017, 13:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es pura ternura. Mezclada con realidad cotidiana. Griselda Rulfo.

7 de junio de 2017, 23:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La naturaleza en su metáfora! Muy bien logrado.besote

Cynthia Rascovsky

10 de junio de 2017, 18:14  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Tan simple y tan bello poema para lo que la naturaleza nos brinda.
Un abrazo Graciela Barbero

10 de junio de 2017, 19:07  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Lo artificial, no puede superar lo natural, casi protesta a esta manera de sobrevivir.

Abrazo
Elisabet

10 de junio de 2017, 19:11  
Blogger Marily Canoso ha dicho...


Sí, Claudia!, esta contradictoria modernidad contra la creación del mundo!!!!

10 de junio de 2017, 22:25  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Qué tremendo poema, cuánta profundidad!!

Besosss

11 de junio de 2017, 11:47  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Muy bueno!!!! Reflexión sobre el artificio y la naturalidad. Abrazo, Inés.

11 de junio de 2017, 19:58  
Blogger Pato Berho ha dicho...

Del saber mirarnos ,gracias poeta !🌸🌸🌸

18 de junio de 2017, 9:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosa capacidad de ver la belleza en lo cotidiano. Felicitaciones!
Juan C. Rodriguez

21 de junio de 2017, 16:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal