13/5/17

Poema de Sergio Giuliodibari


174517

                    A Primo Levi

Una bicicleta. La montaña.
El trabajo clandestino.
Argón. Hierro. Níquel. Piedra y polvo.
El sistema periódico.
Esto es un hombre, al fin;
esto es un hombre.
Una bicicleta. Un arma. La montaña.
La célula partisana: ni un disparo.
La inexperiencia y la traición.
El campo.
El tren. Un vagón sellado. El tren.
Seiscientos cincuenta.
Apenas veinte.
Fortaleza o suerte: quién lo sabe.
Duele la lista en manos del testigo.
Duele la lista en manos del verdugo.
Cinc. Fósforo. Cerio. La fábrica.
Un pedazo de pan.
Nadie es un héroe.
Nadie es un héroe por enfrentarse a solas con la muerte.
Nadie es un héroe por conocer la mayor miseria humana.
Sobrevivir
no hace héroe
ni culpable
a nadie,
porque sobrevivir es nada más
que un oficio.
Fortaleza o suerte: quién podría decirlo.
Hay seiscientos cincuenta nombres en la lista;
duele la lista en cualquier mano.
La enfermería. El abandono.
Apenas veinte, en otros trenes,
en vagones abiertos.
En mil países. En mil viajes. En mil regresos.
Porque no es lícito olvidar.
Porque no es lícito callar.
Hundidos o salvados. Las palabras.
Seiscientos cincuenta. Apenas veinte.
El recuerdo. El tren. Un vagón sellado.
Hambre y ahogo. Sed
y mugre.
La memoria. El tren. Un vagón sellado.
No es lícito olvidar las heridas abiertas.
No es lícito callar las heridas abiertas.
Siempre abiertas las heridas en un hueco.
Vanadio. Carbono.
Un hueco de escaleras. Un hueco.
Un vagón sellado.
La memoria.
Un hueco.


© Sergio Giuliodibari

4 comentarios:

Blogger monica aramendi ha dicho...

DURO , HERMOSO,, REAL!
NO ES LÍCITO OLVIDAR!
ABRAZOS SERGIO.

13 de mayo de 2017, 21:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Viajé con tu poesía en ese tren del horror.
Magnífico poema en su espanto.

Un abrazo,

Alicia Márquez

13 de mayo de 2017, 22:46  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Conmueven estas imágenes que descubren una dolorosa realidad.Abrazos

15 de mayo de 2017, 3:29  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

belleza en tus palabras para tanto horror, Sergio.

Besossss

23 de mayo de 2017, 12:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal