16/5/17

Poema de Hugo Francisco Rivella

  

CARTA DE UN MORIBUNDO SIN ESTRELLAS

                            por Rilke y sus fantasmas

Poeta, escribe,
no tengas miedo al fracaso, vomita junto a Bukowski o tiende tus flores rotas con Enrique Molina,
únete a la deriva de Olga Orozco y bebe del putrefacto vino de Bustriazo.
No temas, no te alteres, no mendigues. No gimas como Cristo.
Escupe como Judas.
Sal a beber el mar con sus astillas, las ballenas azules de Jonás,
las palmeras, los dulces bananales, la isla con sus pájaros exóticos.
Bébelo como Shilley cuando las tempestades
o húndete en la sombra de Alfonsina desnuda.

Párate frente al mar hasta que tiemble su corazón de pájaro.

Poeta no esperes al poema en el altillo,
salid a buscarlo por todos los rincones, no lo dejes huir ni sollozar, tómalo de la primera letra que te ofrezca, exprímele los sesos.
No lo esperes sentado como se espera a una mujer lejana.
Amigo, escribe con todo el Universo bajo el pie,
que chillen las luciérnagas y los tigres no puedan sostenerte la mirada,
que el crítico de estilo emigre a otros planetas,
y tu lengua, húmeda y secreta, lama el cuerpo del amado y sus rosas.

Escribe hasta que la eternidad te pida perdón de rodillas.


© Hugo Francisco Rivella

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"Sal a beber el mar con sus astillas". Qué buena imagen Hugo!! Abrazos
Sonia Rabinovich

17 de mayo de 2017, 19:20  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Me encantó querido amigo .Que Arte Poética tan hermosa!!!lo llevaré a mi taller.Abrazo

17 de mayo de 2017, 21:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal