13/5/17

Poema de Claudio Portiglia


Alguien nos lleva de la mano cuando somos pequeños y empezamos a tantear el mundo
su aspereza
sus muchedumbres
la dureza al momento de caer
la zozobra al momento de extraviarse
pasado el tiempo
alguien nos lleva de la mano cuando somos mayores y empezamos a tantear el futuro
su brevedad
su pronóstico de incertidumbre
la certeza de la finitud
la duda inevitable al momento de las evaluaciones
aquella mano y ésta nos definen
aventureros de un trayecto apenas
indigentes de eternidad
deudores de ese par de personas que amamos por encima de cualquiera


© Claudio Portiglia

12 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente poema Claudio, gracias.
Michou Pourtalé

13 de mayo de 2017, 19:09  
Blogger monica aramendi ha dicho...

"INDIGENTES DE LA ETRNIDAD" HERMOSO POEMA, CLAUDIO

13 de mayo de 2017, 21:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tu poema, claudio, es un darse cuenta que siempre hay una mano. que hay alguien, aunque no lo percibamos. humanísimo. muy conmovedora la imagen. susana zazzetti.

13 de mayo de 2017, 22:24  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Un poema completo en gratitud y sentimientos, tanta belleza y tan breve.
Un abrazo
Betty

14 de mayo de 2017, 0:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema reflexivo y contundente, en el que Claudio no deja de lado la esperanza de esa guía invisible y sublime, a la que podemos dar cualquier nombre, pero sabemos que está.
Bravo amigo!

Susana Giraudo

14 de mayo de 2017, 11:22  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Claudio:
Me gustó tu poema! Lindas imágenes y un lenguaje reflexivo que también me llevó "de la mano" hacia tu poema. Gracias!!

14 de mayo de 2017, 14:56  
Anonymous María Fernanda Regueiro ha dicho...

" aquella mano y ésta nos definen..." me encantó el poema. Gracias por compartirlo

14 de mayo de 2017, 21:01  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Resumen de la vida en el breve derrotero del poema.Hermoso gracias

15 de mayo de 2017, 3:35  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Un poema humano y bello !!!

15 de mayo de 2017, 13:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tantas manos en el medio, pero esas dos son determinantes. Siempre es bueno leerte, Claudio, para no perder distancia de esas pequeñas (grandes) cosas que son realmente importantes.
Sergio Giuliodibari

15 de mayo de 2017, 15:36  
Blogger OSVALDO VICTOR FERNANDEZ ha dicho...

El poema recrea en el lector las manos de la vida. Excelente!

17 de mayo de 2017, 0:01  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

LAS MANOS QUE SIEMPRE HABLAN SON EL SIMBOLO UN ABRAZO MARIA LUISA MARQUEZ

29 de mayo de 2017, 18:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal