14/4/17

Poema de Raquel Jaduszliwer

              
  La otra ventana

La ventana era otra por entonces
las ramas eran altas
tan altísimas
y jamás se inclinaban

a mi lado había un dios
no es que fuera pequeño
 el dios de entonces
ni que abarcara poco
pero se dedicaba
enteramente a mí

alma incipiente
el aire coloquial de un dios infante
lo atravesaba todo

epifanía
luz de alba
espuma de los días

nacía por entonces
la primera mañana.


© Raquel  Jaduszliwer

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

EXCELENTE!!!!1 COMO SIEMPRE


ABRAZO

MARIA DEL MAR

15 de abril de 2017, 18:16  
Blogger hacedores del arte ha dicho...

¡¡¡Raquel!!!
Te abrazo
agnès,,,

16 de abril de 2017, 9:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Todos tuvimos alguna vez un dios así de chiquitito que sólo se ocupaba de nosotros. Después, crecimos.
Maravilloso poema, Raquel.
Un abrazo,

Alicia Márquez

16 de abril de 2017, 12:45  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Precioso decir de "aquel dios", de "aquella", de lo que nos dejó...Un abrazo, inés.

17 de abril de 2017, 15:42  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

Raquel, qué maravillosa tu ventana a esa ternura!
gracias

claudia

17 de abril de 2017, 18:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

qué forma tan personal y creativa de transformar la mirada, las dimensiones, los fenómenos, una maga.
abrazos poeta
cLelia

18 de abril de 2017, 2:19  
Blogger Adriana ha dicho...

¡Qué hermoso texto! Es fresco y profundo. Me encantó. Un beso. Adriana Maggio (Dirbi)

19 de abril de 2017, 23:47  
Blogger Isabel ha dicho...

Raquel, muy hermoso y necesario de releer. El dios que te complacía, la primera mañana del mundo o de tu vida y empezaron las separaciones (sombra, luz,agua, tierra, hija, madre), el dios tierno empezó a crecer. Luego, el triste no compartir como falta aberrante. Raquel, las añoranzas y las felicidades son detenidas por tu GRAN POESÍA. Isabel Llorca Bosco

20 de abril de 2017, 21:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal