18/3/17

Poema de Patricio Foglia


No había escapatoria, aunque afuera el sol
iluminara la tarde en el campito.
Yo podía bajar, fingir que jugaba
con mis nuevos vecinos
pero en realidad no había escapatoria.
Como cualquier hámster, estaba desesperado,
mis dedos ardían de tanto rasgar un vidrio
al que nada ni nadie parecía quebrarlo.


© Patricio Foglia

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Impresionante!!! breve y profundo...causa un efecto tremendo.
Graciela Licciardi

18 de marzo de 2017, 13:39  
Blogger tere mimi gerez ha dicho...

Qué buenas imágenes para describir ese encierro interior! Saludos

18 de marzo de 2017, 16:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

fuerte... muy bueno!

gracias por compartir!

norma starke

19 de marzo de 2017, 20:28  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

Hermoso poema, Patricio.

Un abrazo grande.

21 de marzo de 2017, 14:54  
Anonymous María Fernanda regueiro ha dicho...

Bello y profundo poema !!!!!!

21 de marzo de 2017, 18:43  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal