15/3/17

Poema de Alicia Márquez


FOTOS 

Y entonces, abrimos una caja 
y saltan las fotos. 
Todas las fotos. Las fotos de las abuelas, 
las fotos de mamá, las fotos de mis hermanos, 
tan jóvenes, tan bellos. 
Saltan mis propias fotos. 
Me río, miro a lo lejos, poso con afectación, 
¿cuántas vidas vivimos? 
¿Qué hacía yo en ese muelle? 
¿Quién era? ¿Con quién estaba?
¿De qué me reía en ese momento? 
¿Qué pensaba? ¿Qué miedo me hacía temblar? 
¿Y el amor?  El amor estaba ahí. ¿Era el amor? 
Y cada foto, y cada momento es como una 
película que se enloquece yendo, viniendo, 
tartamudeando y contándome una historia 
que seguramente viví, pero que recuerdo poco. 
Es un brutal choque con las otras, las otras que fui, 
las otras que creyeron saberlo todo y no sabían nada, 
ni siquiera imaginaban todas las tristezas que se venían 
como tsunamis enloquecidos. 
Y casamientos, y bautismos, y entonces, rompo muchas fotos, 
rompo muchas vidas, 
rompo y respiro. 



© Alicia Márquez

7 comentarios:

Blogger Liliana ha dicho...



El tema de la fotografía nos motiva y nos mueve los sentidos y vos siempre encontrás una forma diferente de decirlo.

Lily Chavez

16 de marzo de 2017, 22:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Cada foto que rompemos es una puñalada a fondo en nuestro corazón. A veces resulta imposible hacerlo y vamos dejándole la tarea a los que nos siguen, potque a ellos no les va a doler tanto. Muy hermoso y muy queríble tu poema. Besos Alicora.

18 de marzo de 2017, 13:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Romper... liberar...y la reminiscencia es lo que impera en este hermoso poema...tan íntimo y cierto...
Graciela Licciardi

18 de marzo de 2017, 13:59  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Hermoso poema Alicia , ese mirarse en espejos antiguos y todas las preguntas que nos hacemos ahora que somos otras de nosotros . Me encantó

20 de marzo de 2017, 18:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Si, toda fotografía celebra una ausencia, y constituye la comprobación de que hemos vivido aunque no de modo muy consciente, esa huella dejada en la lente que nos miró alguna vez.
Walter Mondragón
Gracias

1 de abril de 2017, 10:18  
Blogger Pato Berho ha dicho...

Fuerte,valiente, poderoso poema.
Gracias por tu poesía .Saludos

9 de abril de 2017, 18:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Maravilloso poema, querida Alicia. Un abrazo

16 de abril de 2017, 22:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal