19/2/17

Poema de Patricio Foglia


Cada tarde observo
su peregrinar y siento en su marcha
cómo el sol acaricia
cada grano de arena, cada roca del muelle
con la atención de un padre contrariado
que ha permanecido
demasiado tiempo fuera de casa
y la luz ilumina el polvo
que flota y se esparce
y el traje también recibe la caricia,
la demorada bendición de la tarde.


© Patricio Foglia

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buen poema! Amalia M.Abaria

19 de febrero de 2017, 19:19  
Blogger mariel monente ha dicho...

bello!

19 de febrero de 2017, 20:45  
Blogger Graciela ha dicho...

Cuántas imágenes! Bello poema.

20 de febrero de 2017, 3:12  
Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Muy bello! El atardecer fulmina la tarde y nos fulmina y este poema remarca su bendición !
Un abrazo!!

21 de febrero de 2017, 12:35  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Hermoso, tiene paz y hondura
Un abrazo
Betty

27 de febrero de 2017, 11:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal