19/2/17

Poema de Ana Guillot




ninguna sombra hay
más que la de ella
y el desierto es inmenso como una lucidez

/una intransigencia de sí misma
intentando tensar
las cuerdas del laúd
la servidumbre sagrada de este cuerpo/


© Ana Guillot

7 comentarios:

Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

"...el desierto es inmenso como una lucidez...", destaco de un destacable poema ("una" lucidez y no "la" lucidez).

rolando

*

19 de febrero de 2017, 15:58  
Blogger Amalia Mercedes Abaria ha dicho...

"el desierto....." esa imagen realmente impresiona. Amalia

19 de febrero de 2017, 19:23  
Blogger Susana Szwarc ha dicho...

Rolando , iba a remarcar lo mismo.

Hermosìsimo poema, querida Ana.

19 de febrero de 2017, 19:49  
Blogger mariel monente ha dicho...

Es muy lindo leerte, gracias Ana por tu poesía

19 de febrero de 2017, 20:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias a ustedes, queridos amigos. A ver si este año publico este libro por fin. Muy interesante lo que comentan, no lo había pensado. Salió así :) Ana Guillot

20 de febrero de 2017, 16:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ese desierto, esa única sombra, la lucidez es tu poema.
Hermoso!

claudia tejeda

20 de febrero de 2017, 19:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Äna, a mí también me encandiló el desierto y el una lucidez.Probé con la. También la servidumbre sagrada del cuerpo, que no es el asno como para San Francisco de Asís. Para mí esa luminosidad desnudo y el estar solo revela un encuentro con la divinidad. Espléndido. Isabel Llorca Bosco

23 de febrero de 2017, 21:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal