15/1/17

Poema de Elena Eyheremendy


Como Niño que balbucea

¿Por qué te moriste, Amigo, sin decirme
por qué parecen deshacerse los lazos
y los ritmos,
cuando la Noche nos arrebata un Pájaro?

¿Puedo esperar acaso todavía el Alba?
¿Vendrá la Alondra
a atisbar el poema de Romeo y Julieta
entre sus verdes sábanas,

esa poesía que estaré no escribiendo
para poder gozar
 la armonia inaudible del lenguaje
que habita el silencio.

¿En qué esquina se inicia
la tenue Luz de un verso, el balbuceo de un Niño
que ha comenzado a vislumbrar
toda la hermosura?


© Elena Eyheremendy

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Gustavo, por publicarme con tanta generosidad y tan bella imagen. Un abrazo, Elena S. Eyheremendy

16 de enero de 2017, 14:19  
Blogger MARIA ALICIA Gomez ha dicho...

Con ojos de niño...Para ver la hermosura de la vida...

17 de enero de 2017, 23:29  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Elena, qué bien transmitido el sentimiento por la pérdida del amigo
Te mando un gran abrazo
Betty Badaui

18 de enero de 2017, 1:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Betty y Ma Alicia por sus comentarios y abrazos. Siempre es reconfortante que nos lean y sobre todo nos comenten, Elena Eyheremendy

21 de enero de 2017, 23:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué belleza este poema, Elena. Y cuanta ternura. Te felicito. Besos! Amalia M. Abaria

22 de enero de 2017, 15:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal