14/1/17

Poema de Valeria Cervero




Una casa no siempre es una casa;
puede ser la excusa para una renuncia.
Tal vez así fue para vos, mamá.
Un ejercicio solitario en medio de la espesura.


© Valeria Cervero

7 comentarios:

Blogger hacedores del arte ha dicho...

Vale, este poema... te quiero, linda, ali,,,

14 de enero de 2017, 18:36  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Un ejercicio solitario en medio de la espesura. Muy bueno. Un abrazo Graciela Barbero

15 de enero de 2017, 14:32  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

qué mensaje!!
De excelencia el poema.
Abrazo

15 de enero de 2017, 15:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me llega la mirada de Valeria Cervero sobre la soledad de su madre. Es un buen poema, Elena S. Eyheremendy

16 de enero de 2017, 14:26  
Blogger maria montserrat Bertran ha dicho...

Tu brevedad siempre me sorprende bellamente...
Gracias Valeria por tu poema!

Un abrazo grande

18 de enero de 2017, 19:04  
Blogger Pato Berho ha dicho...

un poema desprendido, valiente! gracias, me gusta! un abrazo!

18 de enero de 2017, 20:53  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Muy bueno!!! Otra mirada de una casa, de la soledad de una madre. Abrazo, Inés.

21 de enero de 2017, 13:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal