3/12/16

Poema de Marizel Estonllo


Tennesee Williams
La llama de un candil
en la plena soledad.
(Hay una luz siempre en la tristeza
Esa misma que ilumina al mundo
donde no hay lugar para tantos
Donde pocos son los que
tienen el tiempo
en el espacio
de albergar
otro humano
me duelen todos aquellos
que atraviesan fronteras y mares,
en busca del lugar para sus vidas
perdiéndola)
la nota melancólica de un saxo aullando
sobre un tejado de cristal.


© Marizel  Estonllo

5 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Nos duele, tal como lo expresas, este desarraigo y no lugar.
Abrazo
Elisabet

3 de diciembre de 2016, 18:30  
Blogger Isabel ha dicho...

A la luz de Tennesee, el hastío y la inmadurez para conquistar su lugar en el mundo. Espléndido poema, Marizel. Un beso.
Isabel Llorca Bosco

4 de diciembre de 2016, 11:05  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Cuanta realidad plasmada, el mundo nos sorprende, un cariño de María Luisa Márquez

10 de diciembre de 2016, 17:59  
Blogger Pato Berho ha dicho...

La búsqueda del después, hermoso poema. Gracias

11 de diciembre de 2016, 23:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué bonito . !
Abrazo de Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo !
Diana Rios

17 de diciembre de 2016, 18:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal