13/12/16

Poema de Clelia Bercovich


CUANDO ESTALLAN LOS AROMOS

Quiero escribir un poema,  como  un poema norteamericano.
Dicen que  todas las rutas llevan  hacia una nueva vida
Y  ruedan enormes camiones
 que se detienen  sólo por cerveza.
Podría  ser que entonces 
hubiese  un anónimo destino
para una mujer súbitamente rubia.
No  aquella niña de pueblo
con  un delantal alado y dos cintas dividiendo el pelo
 la frente descubierta,   y el propósito
de comprar un libro de cocina para su madre.
Es  un pueblo tranquilo,  sólo de tanto en tanto,
 un escándalo.
( claro que también brama el cielo antes de las tormentas )
Algún  marido celoso. Jamás una víctima,
Una  mujer callada,  resguardándose en los patios
 donde  flamean las sábanas tendidas.
 Hasta  los árboles sueñan
 en el momento del polen,
  de las  moscas  y los gatos. 
Cuando  viene  el estallido  de los dos aromos.

Únicos dueños del verano.

                                      A Irene Gruss


© Clelia Bercovich

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

quiero ese patio, esos aromos, ese quedarse mirando el flamear de las sábanas donde ha dormido la vida. susana zazzetti.

13 de diciembre de 2016, 19:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

muy bueno, saludos
Anahi´Duzevich Bezoz

13 de diciembre de 2016, 22:16  
Blogger Dardo festino ha dicho...

¡Hermoso Clelia!un poema que abre los sentidos y alerta sobre situaciones agazapadas.¡Felicitaciones!

14 de diciembre de 2016, 11:34  
Blogger Dardo festino ha dicho...

¡Hermoso Clelia!un poema que abre los sentidos y alerta sobre situaciones agazapadas.¡Felicitaciones!

14 de diciembre de 2016, 11:34  
Blogger Isabel ha dicho...

Clelia, el sueño dorado con el que las mujeres sueñan cuando estallan esos racimos amarillos que pasan a otra vida como la mujer súbitamente rubia. Un destino que no va de la cocina al patio, un camino con la cerveza, también rubia.Gran arte y síntesis para pintar dos destinos. Me acuerdo del monólogo de Segismundo cuando se pregunta por su destino y acude a la naturaleza y dice:"y teniendo yo más alma / tengo menos libertad". Buena estructura, buen final, las calles solas que pueden ser ocasión peligrosa para la moral de la mujer. Excelente. Un gran beso Isabel Llorca Bosco.

17 de diciembre de 2016, 11:38  
Blogger sacanueces ha dicho...

delicioso poema!!! lo disfruté y vinieron a mi nariz, el embriagante aroma de los aromos!!! gracias por el poema!!! francisco

17 de diciembre de 2016, 19:58  
Blogger creactivo ha dicho...

Que hermoso road poem..Me sentí en una road movie con estallidos de color e.imágenes muy poéticas. Hermoso.
Diego bennett

18 de diciembre de 2016, 11:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Los aromos y su serenidad amarilla siempre me ponen nostálgica. Como éste, tu magnífico poema con fondo de blues.

Un abrazo grande,

Alicia Márquez

19 de diciembre de 2016, 10:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal