9/12/16

Poema de Alejandra Leonor Parra




- Un cordero, si come arbustos, come también flores ?
- Un cordero come todo lo que encuentra.
- Hasta las flores que tienen espinas ?
- Sí. Hasta las flores que tienen espinas.
Capitulo VII El principito  

Desde el alambrado hasta el pabellón
hago camino entre  la quinta y la espalda de la Unidad de Hombres
A veces llegan sus voces roncas,
tonadas de provincia o del bajo
intentando  desnudar  a la mujer que no ven
pero adivinan

Balidos  de cordero atado
oliendo  primavera


© Alejandra Leonor Parra

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

bellísimo, con un final que cabe justito en el tema. susana zazzetti.

9 de diciembre de 2016, 14:22  
Blogger Alejandra Leonor Parra ha dicho...

gracias querida Susana!! beso enorme

9 de diciembre de 2016, 21:12  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy bueno. Duro y contundente. Un beso. Adriana Maggio

9 de diciembre de 2016, 22:38  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

qué mensaje entre líneas!!
Muy bueno.
Un abrazo

11 de diciembre de 2016, 10:00  
Blogger Liliana ha dicho...

Uh, que buen poema, desde la bella introducción de El Principito hasta el resto que se desliza y hace potente para dejarnos un final como ese. Me encantó.

Lily Chavez

11 de diciembre de 2016, 11:41  
Blogger Isabel ha dicho...

Alejandra Leonor Parra, línea punzante como el alambre de púa entre el andar de la primavera. Ën ese instante todos son corderos, tal vez. Síntesis exacta. Un gran beso Isabel Llorca Bosco

12 de diciembre de 2016, 13:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal