24/9/16

Poema de Paulina Juszko

  
La vida.
Esperaba
           una lluvia de meteoros               
           fuegos de artificio
           un cálido crepitar
           un deslumbramiento 
y encontré
            una miserable llama de calentador
                   que ilumina apenas mi noche
            un hervidero de pequeñeces
            una impasse de goma
            una mediocre comedia
            un exilio en cámara lenta.
Por qué
¿por qúe sembrar  en nuestros corazones áridos
                  la semilla del vuelo
        si estamos condenados a la caída?
  Y esos signos misteriosos esos pájaros de oro
                 que a veces nos lucen
           ¿no significan nada entonces?


© Paulina Juszko

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Paulina: es necesario sembrar la semilla del vuelo y la poesía, siempre, para no caer!!!
Beso.
Tere Vaccaro.

24 de septiembre de 2016, 18:05  
Blogger Liliana ha dicho...

Volemos, por favor, volemos.

25 de septiembre de 2016, 23:24  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

me sumo al vuelo. Maravilloso!!
Besos

30 de octubre de 2016, 22:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal