17/7/16

Poema de Susana Zazzetti




un soplo de viento tajea
los huesos en la arena.
esferas de vida boca-abajo
enterradas apenas en la superficie.
¿ quiénes fueron?
¿ qué color era su preferido?
¿ qué marca de bicicleta?
¿ qué caballo?
¿ qué plantilla en los zapatos?
signos sin respuestas.
entiendo a veces
que no siempre me habla
el silencio.


© Susana Zazzetti

12 comentarios:

Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Qué lindo comienzo y qué lindo final Susana!
Tal cual, a veces, solo a veces entendemos que no siempre nos habla el silencio, wow, y nosotros escribiendo a lo que cabe entre el TIC y el TAC del reloj.

Un abrazo, gracias!

17 de julio de 2016, 23:30  
Blogger Liliana ha dicho...


Este poema nos pone a todos a reflexionar. Es asi

Lily Chavez

18 de julio de 2016, 10:29  
Blogger Rosa Lía ha dicho...

Hermoso poema, para reflexionar en silencio.Abrazos
Rosa Lía

19 de julio de 2016, 0:52  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Me dejó pensando tu poesía Susana, te quedaste con incógnitas. abrazo!

22 de julio de 2016, 0:03  
Blogger Tony ha dicho...

Inteligente poema Susana, para pensar y pensar. Movilizante. Abrazo. Antonio Pourrere

24 de julio de 2016, 12:48  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Tus poemas son bellos y hoy recordaste la niñez, que es un tesoro, un cofre lleno de amor, un abrazo Maria Luisa Márquez

24 de julio de 2016, 14:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Nos llenaste de belleza y de preguntas.Hay silencios gravísimos.
Un abrazo.
Claudia Tejeda

24 de julio de 2016, 21:08  
Blogger sacanueces ha dicho...

guauuu! hermoso!!! pero me deja en estado de reflexión candente!!! gracias por compartirlo, francisco

25 de julio de 2016, 10:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema, pero me deja una sensacion de ausencia, un abrazo



Silvia Loustau

26 de julio de 2016, 16:30  
Blogger Mariano ha dicho...

"No siempre me habla el silencio": claro que no, querida Susana. Y en tu caso, habla -nos habla- la poesía.

Te felicito y te mando un gran cariño.

Mariano Shifman

28 de julio de 2016, 13:02  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Mirar al otro, preguntarnos, salir de nosotros mismos, así no haya respuestas. Es lo que nos hace humanos. Gracias, querida Susana!!!

31 de julio de 2016, 18:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema, Susana, con un final sincero con algo de escándalo. Gran beso Isabel Llorca Bosco

31 de julio de 2016, 21:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal