16/7/16

Poema de Mariana Vacs


ESQUINAS 

Le vendió
los ojos a la noche
y los tacones a la madrugada.

La ochava aspiró el vértigo
y suspiró
por su vientre gastado.

Una mentira
un silencio
un labial deshojado
el sexo abierto en sus piernas
y la orfandad
apresuran las estrellas
que se desvisten ciegas.


© Mariana Vacs

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"apresuran las estrellas
que se desvisten ciegas" Bello!!!
floralevi

16 de julio de 2016, 13:52  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Hermosamente duro, Mariana. Abrazo!!

31 de julio de 2016, 18:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal