5/7/16

Poema de Sandra Pien


PALABRAS 

Se enamoró
del primer sonido
la musicalidad distante
y silenciosa del universo.
Desde el crepitar del fuego manso
a una hoja que elegante y lenta
se desliza desde su linaje fértil
hacia la comprobación
de la ley de Newton
en una desconcertante asombrosa
y secreta gala de armonía.
En medio de ella
el crepitar del murmullo de las palabras
que en tropel enmarañado
llegaban a su piel.

El espejo y la penumbra
en la escultura del viento.


© Sandra Pien

7 comentarios:

Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Me enamoró el poema! Tanto o más que las palabras!!
Y sobre todo " En medio de ella
el crepitar del murmullo de las palabras
que en tropel enmarañado
llegaban a su piel.

El espejo y la penumbra
en la escultura del viento."

Muy bueno
Gracias!

Josefina

6 de julio de 2016, 20:49  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Se enamoró. Con eso basta!!
Me encantó.
Un abrazo Sandra!!

8 de julio de 2016, 20:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fluye el poema como si las palabras tuviesen el rumor del agua. La "escultura del viento" es bella imagen, como es bello todo el poema. Abrazo de luz, Sandra.
Cecilia Glanzmann

9 de julio de 2016, 19:44  
Blogger Sandra Pien ha dicho...

Gracias por sus comentarios, Nerina, Josefina y Cecilia. Sobre todo, me alegra ser leída por poetas. Y gracias siempre por el lugar que nos brinda Gustavo Tisocco.

16 de julio de 2016, 19:08  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Las palabras enamoran se convierten en poema y ya está todo dicho. un abrazo María Luisa Márquez

24 de julio de 2016, 14:26  
Blogger Sandra Pien ha dicho...

Gracias por tus conceptos, María Luisa Márquez. Saludo cordial

30 de julio de 2016, 18:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡¡¡¡Muy hermoso Sandra!!!
Cariños, Griselda Pereyra

3 de agosto de 2016, 10:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal