23/7/16

Poema de Natalia Litvinova



Convertida

Me venían ganas
de ser un muchacho
para acercarme a él,
sentarnos en calma, rozando
nuestras rodillas velludas,
decirnos sí o no,
pocas cosas,
suspendiendo la desmesura.
Mi pelo largo como un talismán
para volver a mi corazón
de mujer, cuando quisiera.


© Natalia Litvinova

6 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Absoluto y hermoso, bellamente entregada la visión del acercamiento y el deseo.

23 de julio de 2016, 19:54  
Blogger Pato Berho ha dicho...

el juego de la conquista, entrar y salir libremente, me gusta. Saludos!

23 de julio de 2016, 23:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ejercicio de la libertad. Gracias Natalia!!

24 de julio de 2016, 18:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ofrenda al vivir en libertad. bellísimo. susana zazzetti.

25 de julio de 2016, 9:09  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

valentía y belleza en cada palabra

26 de julio de 2016, 17:17  
Blogger Adriana ha dicho...

Precioso poema. Me encanta el abordaje del tema del deseo, y el toque mágico de ese pelo de Rapunzel que devuelve al ser mujer de la enamorada. Me encantó. Un beso. Adriana Maggio

5 de agosto de 2016, 18:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal