26/7/16

Poema de Marta Zabaleta


HEMORRAGIAs
         
                a mi querido cumpa, Julián Bastías 

Con menstruación permanente
dibujaba todo el espacio
de las torturas

¿Pensaba
que la vida
se esfumaría así, rápidamente?

El cabo cuando me llevaba al baño 
se paró y me gritó:
-¿Es posible que usted sea la Sra. de Hinrichsen?

Pude haberle respondido
-Sí, mi cabo.
Pero callé.

Al orinar, la sangre
se arrebató en borbotones
y le ensució las botas.

-Conteste,
hija de puta,
aulló entonces

Y fue su culpa
por no dejarme a solas.
Mi vómito le ensangrentó el bigote.
 

© Marta Zabaleta

3 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Fuerte poema, denuncia y grito, desespero.

30 de julio de 2016, 19:58  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Me ha pedido una poeta mendocina que ponga aquí su comentario, que agrego a cntinuacion, junto con mi agardecieminto.

2Querida Marta, el poema es muy muy bueno y terrible. Esas cosas pasan.
Sin embargo, el poema va a seguir porque es muy bueno, y tambien para que nadie se olvide de las cosas que pasaron. Gracias Marta.
Nela Rio"

Montreal

31 de julio de 2016, 0:42  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muchas grcias por t splabaras, María Sonia.
Abrazos, Marta

31 de julio de 2016, 0:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal