27/7/16

Poema de María Teresa Andruetto



No es la pieza oscura donde pinta,
ni la pobreza que trajo la desnuda forma.
ni la luz que cae sobre la gorra,
ni el pelo desprolijo, ni la barba,
tampoco el cuerpo vencido,
ni el olor rancio del encierro.
Son los ojos que no encuentran
a Saskia, a Hendrickje, al bienamado Tito;
los ojos que se han vuelto
hacia un lugar de nada,
hacia el vacío.


© María Teresa Andruetto

5 comentarios:

Blogger Dardo festino ha dicho...

Las delineaciones de la nada, un excelente poema exploratorio del vacío. Felicitaciones María Teresa por este pincel de letras!

27 de julio de 2016, 13:05  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Me dio mucha pena, proque siento como que describes a tu padre. En todo caso, te amdno un fuerte abarzo. Marta

29 de julio de 2016, 15:19  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Tremenda soledad y vacío total; ausencia. Enorme poema.

30 de julio de 2016, 18:51  
Blogger Carlos Enrique Cartolano ha dicho...

Estación del sueño donde sólo la memoria destaca presencias. Gracias por tu palabra siempre María Teresa!

31 de julio de 2016, 8:33  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Hermoso poema!!

31 de julio de 2016, 19:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal