22/7/16

Poema de Estela Barrenechea



Quieramor

A mi padre, Pablo Justo Barrenechea
In memoriam

En la noche
equilibro mi alma con la tuya.
Giro en la sombra
y mi mente delinea tu rostro.
Es cierto,
son cincuenta años de fuego de vida
que sueñan tus gestos.
Me late en amargura
la ley de la pérdida al olvidar tus rasgos.

Quieramor
me entregues el milagro imposible de verte.
Hoy por hoy
camino sobre un piso de viento
y para no caerme, me llueve tu voz.

Quieramor
que mis dedos cansados
puedan liberar tu palabra.
Día a día,
el loco animal que vive
reparte torrentes de dolor.

Quieramor
que yo esté presente en tu sueño de coraje
que seas vuelo y pulso,
un chamán
viajando por el espacio hasta mí.

Quieramor
que pueda ver las llamas de luz
de la utopía
en los nervios de la locura
y en la refriega del engaño.

Quieramor
que las letras ligeras de mi sueño
sean la paloma mensajera
que lleve
un cuento, una leyenda
para no tropezar
con las baldosas rotas de la idea.



© Estela Barrenechea

4 comentarios:

Blogger Nilda Barba ha dicho...

Muy buen poema, Estela. Me gustan mucho las imágenes que usás.

23 de julio de 2016, 15:24  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Hermoso homenaje, poema cargado de amor y esperanza.

23 de julio de 2016, 20:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Querida Estela, un poema admirable! Un abrazo

24 de julio de 2016, 22:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Magnífico, Estela, así, con ese "fuego de vida" se escribe
cuando hay amor y amistad. Me encantaron las dos primeras estrofas del viento y la lluvia. Un beso inmenso y hasta el 2 de agosto.,
Isabel Llorca Boscoi

27 de julio de 2016, 23:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal